Carnaval carioca para matrimonio

El matrimonio es un pacto sagrado que se realiza ante dios y con el que se jura un pacto para siempre ser felices, pero durante la fiesta de la boda, siempre suele haber un momento en el que todo se vuelve diversión, conocido como la hora loca, en esta parte del evento es donde se obsequian elementos divertidos para culminar la fiesta con broche de oro.

Cuando se realiza o se toma en cuenta el cotillón y los diferentes elementos que se van a obsequiar en el evento, debes primero tener una idea de lo que puedes o no ofrecer en la fiesta de tu boda, es por ello que traemos para ti una de las mejores opciones, como lo es el carnaval carioca.

El cotillón carioca es uno de los más divertidos y coloridos, pues esta creado en base a la cultura brasileña, la cual con solo su música llenará de alegría y ganas de poder disfrutar al ritmo de la samba y su sabor a todos los invitados.

Cuando se habla de cotillón carioca para matrimonios, lo ideal sería que ambos miembros de la pareja tengan un cotillón similar entre sí.

Lo que todos en una boda quieren, además de admirar el vestido de novia, pasarlo bien y compartir con los novios, es bailar y festejar, con cotillón carioca incluido.

El cotillón carioca es un clásico que no puede faltar prácticamente en ninguna fiesta. Originalmente, el cotillón carioca incluía solo temáticas relacionadas con el carnaval (inclusive de allí proviene su nombre). Pero, actualmente, se han incorporado cientos de modelos y motivos más, que todos reciben con mucha alegría en medio de la fiesta.

Abundan las máscaras, los gorros y los collares. Actualmente, se han sumado opciones relacionadas con internet y las redes sociales, como los emojis.

Durante la fiesta de la boda, hay un momento para entregar el cotillón, el cual suele ser a mitad de fiesta, o inclusive en algún descanso que hagan. Pueden disponer una mesa, para que cada invitado tome lo que desee, o elegir a dos o tres personas que los ayuden a repartir el cotillón entre los invitados más fiesteros.

Otro tipo de cotillón que no puede faltar es aquel que hace ruido. Las maracas son las más comunes y siempre tienen buen impacto, a la vez que son muy económicas. Pero también pueden apuntar a usar panderetas o matracas, ¡todo lo que sume para invitar a seguir bailando hasta el amanecer!

El cotillón debe caracterizarse por ser muy colorido y vistoso, ya que hace alusión a los famosos carnavales cariocas, por lo que no pueden faltar el brillo y las plumas, tal como se usa en esos festejos.

Add a Comment

Su dirección de correo no se hará público. Los campos requeridos están marcados *